Educar a tu perro para que no escape cuando lo dejas suelto es enseñarle a tu perro poco a poco a venir cuando lo llamas.

Enseñar al perro a venir cuando lo llamas es una orden básica muy importante a enseñarle si no queremos tenerlo atado siempre o buscarlo frenéticamente, ¡aprende cómo lograr que lo aprenda!

Dejar suelto a tu perro y que corra libremente cuando es el momento de juegos es fundamental para su esparcimiento pero surge un pequeño problema, aun no ha aprendido que debe responder a tu llamada y volver a tu lado rápidamente.

Esto puede ser un gran problema, perder el control de nuestros compañeros caninos no es bueno porque se pueden ponerse a sí mismos y otros en situaciones de peligro lejos de nosotros. No podemos dejar que nuestro perro se escape cuando lo dejamos suelto.

Debemos evitar esto a toda costa, acostumbrándolos a venir a nosotros con una simple llamada. No te preocupes, tenemos algunos consejos muy buenos para facilitarte la tarea.

¿Cómo enseñar a tu perro a venir cuando lo llamas?

¿Por qué se escapa cuando lo suelto?

Aunque se te pasen muchas ideas por mente, para empezar hazlo con cuidado, con cariño y comida ¿Por qué tu perro no atiende a tu llamada? Recuerda siempre dar la misma orden para que venga o se confundirá y no sabrá que hacer y por eso igual se escapa cuando lo dejas suelto.

Para lograr que el arte de llamar a tu perro funcione debes pensar como él. Para que la llamada funcione, debes lograr que tu perro te perciba como lo suficientemente divertido para dejar cualquier cosa que hacía y acuda a ti.

perro acude llamada

Es lógico pensar que si una persona molesta te llama con gritos coléricos, no tendrás ánimos de ir por cuenta propia en esa dirección. (Las personas lo hacemos en ocasiones, pero hay que admitir que de tener opción, no lo haríamos)

En cambio, imagina que tu mejor amigo te llama con una enorme sonrisa y la promesa de algo bueno. Es inevitable sentirse atraído. Esta es aproximadamente la perspectiva de nuestros compañeros y debemos tomar ventaja de esto.

Algunos errores comunes al llamar a tu perro

Del punto anterior, podemos dar pie a entender algunas conductas por partes de los dueños que pueden causar que los perros no quieran responder a su llamada. Empecemos mencionando algunas de las más comunes:

  • Mostrarnos iracundos intimidará al perro y lo hará preferir seguir haciendo cualquier cosa menos acercarse a nosotros a recibir un seguro castigo.
  • Repetir la llamada impacientemente, sin darle oportunidad al perro para que analice la llamada y haga una asociación buena. Necesitamos darle tiempo de asimilarlo sin presión.
  • Llamarlo solo cuando la diversión se tiene que acabar y hay que volver a casa. Demuéstrale con llamadas que puede ser algo divertido, a veces felicitarlo o dejar que siga jugando para no perder su confianza.
  • Regañarlo al no acudir rápidamente a ti o a la primera llamada. Esto le resulta sumamente confuso y terminará pensando que está mal acudir a su llamada.

 

Estos errores son sumamente comunes y no tienes que sentirte mal, en esta guía podrás conocer otros errores muy comunes que pueden servirte de ayuda para enmendarlos y guiar tu relación con tu perro por el buen camino.

Pequeños trucos que sí debes hacer

Recordemos que nuestro perro disfruta de actividades divertidas y agradables. ¿Y quién no? Por lo que aquí te mencionamos algunas actividades que harán que las llamadas surtan mejor efecto.

  • Llama a tu perro aleatoriamente, no solo cuando deban volver a casa y así no relacionará tu llamada con el fin del paseo que tanto le gusta.
  • Siempre que responda a la llamada, prémialo con juegos, bocadillos, una sesión de cariños. Lo que tu perro prefiera será de gran ayuda.
  • Juega con él a las escondidas. En casa o en el parque ocúltate y llámalo, tu perro te buscará emocionado a forma de juego.
  • Entrenarlo desde cachorro es de gran ayuda

Adaptar a nuestros compañeros perrunos con ciertas costumbres desde pequeños es de gran ayuda. Puede parecer difícil por lo fácil que se distrae un cachorro, pero con buena perseverancia es posible.

En este caso, buscar de ayuda profesional puede facilitarte mucho las cosas, como llevarlo a un club canino de socializaicón.

perros clase socializacion

Un curso de cachorros ayuda a que conviva con otros perritos sin distraerse tan fácilmente y responda mejor a las óredentes y tus llamadas cuando crezca.

Adicionalmente, lo educaréis en cosas importantes como a caminar al tu lado, no morder, no tirar de la correa, a no ladrar a otros perros o personas, etc.

Si te preocupa cómo escoger la mejor tipología de clases de educación canina, te invitamos a leer estos consejos que pueden facilitarte la elección.

¿Te han gustado estos trucos? Cuéntanos tu opinión :)