Perros agresivos: 5 consejos de adiestramiento canino

Perros agresivos: 5 consejos de adiestramiento canino

No cabe duda de que el perro puede ser el mejor amigo del hombre, pero ciertas situaciones pueden volver a nuestros perros agresivos. Conoce como recobrar a un dócil compañero canino.

Gruñidos, ladridos, dientes a relucir e inclusos mordiscos pueden ser algunos de los gestos problemáticos y frecuentes que presentan los perros agresivos con las personas o bien puede que el perro ataque a otros perros.

Puede que no siempre sean así, después de todo son nuestros compañeros perrunos pero hay que reconocer que pueden dificultar mucho la convivencia.

Lo bueno es que es un comportamiento completamente normal, que puede comunicar mucho sobre algo que está incomodando al perro.

Por ello te explicaremos algunos consejos que pueden ayudarte a reconocer y resolver con adiestramiento canino este tipo de situaciones.

1- Sí, puedes ayudarlo con su comportamiento

Tienes que evitar justificar el comportamiento del perro o no prestarle atención afirmando que es su personalidad. Lo mejor en casos excesivos es aceptar que se trata de un problema que podría perjudicar su calidad de vida y su convivencia.

No sufras reprochándote la agresividad del canino, no hay certeza alguna de que se porte así por tus cuidados, en ocasiones se debe a experiencias traumáticas que lo han hecho adoptar una actitud reactiva y agresiva.

aceptar problema agresividad perro

La agresividad forma parte de uno de los tres problemas de conducta más comunes en un perro, lo bueno es que puede revertirse o mejorarse.

2- Identifica que causa las reacciones agresivas

Este es el inicio del adiestramiento y requiere de mucha atención. Sé detallista con su conducta: ¿Qué intenta conseguir tu perro cuando ataca a otros perros?

Si su reacción es defensiva u ofensiva, puede darte también mucha información sobre cómo resolver o redirigir esta energía negativa. Mientras mejor comprendas su situación, más fácil será superarlo.

 

entender perro agresivo

Con una educación persistente puedes partir de estas causas y desensibilizar a tu perro de estas situaciones detonantes.

Ahora bien, los motivos para este tipo de agresiones generalmente surgen de muchos motivos a continuación te indicamos algunos:

• Sufrir estrés: El estrés en cantidades regulares no es malo para tu perro, es lo que impulsa su respuesta al enfrentar problemas con dos opciones: Luchar o correr. Es de preocuparse cuando la respuesta de luchar es desproporcional al problema.

• Exceso de energía: Cuando tu perro no tiene oportunidades de desarrollar sus habilidades, satisface sus necesidades y se estimula, puede acumular tanta energía que reaccione de forma desmedida con agresividad o ladridos.

• Miedo: El miedo a otros perros es una causa muy común por el que los perros atacan a otros perros o personas para mantener distancia de lo que percibe como amenaza y sentirse más seguros.

• Falta de sociabilización: Si no está acostumbrado a convivir con otros perros, puede que su respuesta ante algo desconocido sea la agresividad para alejar a este nuevo ser que siente como intruso.

• Ciertas enfermedades: El dolor y malestar puede volver irritable a tu perro, así como hacerlos sentir más vulnerables y reactivo a atacar a otros perros o personas.

3- Evita las situaciones de agresividad

Una vez entiendes las causas que hacen agresivo a tu perro, una buena primera estrategia es evitarlas para minimizar lo más posible las respuestas agresivas, pues estas respuestas agresivas que tomó como costumbre.

Mientras menos oportunidades tengan el canino para obtener lo que quiere con agresividad, más probable será convencerlo de que tome nuevos hábitos.

Uno de los casos más comunes de perros agresivos es durante los paseos, puede ocurrir que el perro ataca a otros perros o que ladra sin control cuando va atado. Por lo que evitar los horarios concurridos en los parques puede ser de ayuda, mientras vas haciendo en paralelo ejercicios para desensibilizar esta situación.

4- Los castigos no son la solución

Es errado pensar que con una respuesta negativa lograremos cambiar la conducta de los perros agresivos. No podemos olvidar que no hay solución absoluta para la agresividad, mas es posible cambiar su reacción a las situaciones comunes.

Solo con refuerzos positivos podremos enseñarle una alternativa para enseñarle a tu pero que atacar a otros perros o personas no es la solución a situaciones que le generen miedo, frustración o irritación, un castigo no resolverá nada, podría incluso empeorar su temor.

5- Reeducar las reacciones

Con el apropiado y constante adiestramiento canino es posible crear una gran diferencia de hábitos y reacciones en el perro. Lo importante es mantener paciencia y ser muy detallista con las conductas del canino.

Es de enorme ayuda contar con el apoyo de un profesional en el campo de adiestramiento canino, ya que puede ayudarnos a desensibilizar y contra-condicionar los detonantes de conductas agresivas en un perro.

Es un proceso largo donde se irá habituando al perro con refuerzos positivos y entrenamiento canino.

entrenamiento canino club

Con las clases apropiadas, puede volverse algo mucho más llevadero. Con estos consejos puedes elegir la clase de educación canina que creas más adecuada para tu perro.

¿Crees tener las herramientas para ayudar a tu compañero canino?

Recupera el control de la situación con seguridad y confianza para evitar más episodios agresivos!

 

Perro sociabilizado club

Te invitamos a una clase de sociabilización en grupo los sábados y verás cómo le puedes dar la vuelta en poco tiempo y con seguridad, ya han pasado por aquí cientos de perros agresivos que se han reeducado y vivien felices con sus familias.

Posted in: Adiestramiento, problemas de conducta

Leave a Comment (0) ↓

Leave a Comment

*