Los Guardianes

Blog Mundo Canino

Los perros interpretan nuestras energías, no nuestras palabras

Los perros interpretan nuestras energías, no nuestras palabras

Hablamos de las energías y muchos nos tomaran por locos, como si los perros fueran capaces de captar nuestro estado de ánimo, pues sí! los perros interpretan nuestras energías, ellos son capaces de sentir nuestro estado de animo a través de la energía que iradiamos, tienen ese sexto sentido que nosotros no tenemos tan desarrollado.

Cuando estamos enfermos el perro lo percibe y se queda al lado nuestro, cuando estamos enfadados nos rehuye y no quiere estar cerca y cuando estamos contentos nos pide juego.

No es ningún secreto el tema de las energías, mucha gente las trabaja para conectar y trabajar en muchos campos, yo las trabajo con mis perros e intento transmitir mi enseñanza a mis alumnos con ellas.

Así como el llamado susurrador de caballos o el susurrador de perros, no es otra cosa que nuestra propia energía canalizada y transmitida atreves de la correa, conectamos con el perro con nuestra aptitud con nuestro estado de animo. No es suficiente conocer una metodología para ser un buen educador canino, es necesario tener ese feeling esa conecxión o energía que nos haga sentir algo más con nuestro perro para poder entenderlo para poder…”leer al perro”, como yo digo: los perros nos hablan a su manera, solo tenemos que observarlo e interpretarlo.

Energías de perros para terapias

Los perros que utilizan para terapias son perros mas receptivos, captan más nuestra energía con más facilidad que otros, suelen ser perros tranquilos y nada conflictivos. La raza del perro no importa, puede ser un perro mestizo, un perro grande o pequeño, da igual, los que son perros especiales los son, sirven para curar a personas con depresiones, curan la tristeza con su compañía e incluso quitan algunos miedos o fobias, así como el no querer salir a la calle, el no querer ni poder tocar a un animal. Algunos perciben nuestra energía con mas facilidad que otros.

Energías y lenguaje corporal como herramienta de comunicación

Los perros entienden por las energías que transmitimos y por nuetro lenguaje corporal. Nuestros perros captan nuestra energía porque al convivir juntos y darluna educación y unos hábitos aprenden a conectar de una manera natural. Al compartir el día día aprenden a conocernos, al igual que nosotros a ellos. Por ello acabamos teniendo ese feeling especial con ellos, por la cantidad de tiempo que pasamos juntos en la convivencia.

Cuando hablamos de los perros de los clientes, utilizamos nosotros más nuestra energía con los perros que ellos con nosotros, llegando a conectar con ellos sin los dueños. Un cliente me preguntó una vez si utilizaba polvos mágicos y los echaba en la correa del perro, porque conmigo el perro me hacía mucho mas caso que a él realizando la misma actividad. Evidentemente no son polvos mágicos, pero sí la energía que emanamos. Nuestras energías se transmiten por la correa, nuestro lenguaje corporal y nuestra aptitud, esto es lo que el perro percibe.

Al trabajar con el perro no tenemos que transmitir ninguna emoción negativa para no reforzar su mal comportamiento en el trabajo. Solo lo reforzaremos transmitiendo este refuerzo con alegría en las caricias pero sin demasiada euforia, para no excitar al perro.

Energías con Perros agresivos

Los perros son muy sensoriales, captan nuestro estado de animo, pueden captar nuestro estrés, nuestros miedos o inseguridades, es por ello que cuando educamos o trabajamos a nuestro perro debemos estar seguros de nostros mismos y estar muy tranquilos para no transmitir ninguna mala vibración, demostrarles que somos un buen líder.

Cuando trabajamos con perros agresivos funciona de la misma forma, hay que comportarse con una aptitud tranquila, relajada y sin demostrar miedo al perro, dejando que él aprenda a confiar en nosotros y a respetarnos por la energía que transmitimos. En este caso le estaríamos mostrando que nosotros somos el líder y que él tiene que seguir nuestras indicaciones y nuestras energías.

Tecnicas de adiestramiento canino

Es por ello que cuando los dueños han tenido un problema de agresividad de su perro con otro, ya van con esta mala energía, transmitiéndole a su perro ese miedo o frustración a través de la correa, expresión corporal y tono de voz. Ese mismo miedo al conflicto del dueño hace que el perro actúe defendiendo a su dueño, él capta esa energía y por ello se peléa con el otro perro, porque su dueño le está mandando la energía de “estamos en peligro”, y por lo tanto el perro coge el liderazgo y defiende con ataque.

Los dueños que han sido agredidos por sus perros muestran miedo a tener otra agresión, transmiten una inseguridad muy palpable en su comportamiento corporal, como por ejemplo echándose para atrás evitando todo conflicto con su perro. De esta forma estas energías empeoran la situación, ya que envían la misma señal de miedo y ataque en vez de tomar el liderazgo y transmitir seguridad y confianza.

No hay que mostrar nada de miedo al perro ya que el líder no debe flaquear nunca, y si tu eres el que transmite energías de miedo tu perro tomará el control para que siempre haya un líder en la manada, y en este caso lo sería él.

Educando al perro conscientemente

En el trabajo con el perro cuando lo estamos educando, el lenguaje corporal es tan importante como la manipulación de la correa. Los excesos de tirones y los excesos de caricias son inadecuados de la misma forma cuando se realizan en el momento inapropiado, como por ejemplo intentar calmar al perro acariciándolo, ya que le estás comunicando que lo está haciendo bien.

La aptitud en la conducción del perro tiene que ser natural, mirando al frente y dejar de obsesionarse en donde esta nuestro perro. Si tu perro está atrasado o si se separa hay que dejarle que por si mismo y por medio del tirón de la correa aprenda a resolver la conducta deseada: que camine a nuestro lado. En el momento que el perro actué como lo deseamos es el momento de transmitirle nuestra energía positiva, como por ejemplo con una caricia.

Por ello siempre comentamos que si tienes un mal día no trabajes con tu perro, ya que es de sentido común que le estarás transmitiendo malas energías y aprender con mal ambiente no le gusta a nadie, el perro lo notará y costará que fluya el aprendizaje.

Siempre explico a mis alumnos y a los dueños de los perros el porqué de cada acción ante diferentes situaciones, desarrollando cada ejercicio, deshuesando paso por paso cada movimiento, cada acto y aptitud con el perro. Tenemos que ser conscientes de lo que hacemos con ellos, de las energías que les transmitimos y que los refuerzos negativos o positivos tienen que ser en el momento exacto de la conducta realizada del perro, nunca después porque el perro interpretará tu estado actual, no es capaz de relacionar lo que hizo antes con tu reacción de ahora.

Posted in: Educación

Leave a Comment (0) →

Leave a Comment

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies