¿Por qué el perro debe ir a mi lado izquierdo?

llevar al perro en la izquierda

La pregunta: ¿porqué el perro debe ir a mi lado izquierdo? es una de las que más me hacen los clientes cuando vienen al centro a educar su perro por primera vez.

Cuando empezamos la clase, les indico el lado correcto donde deben de llevar a su perro, qué collar utilizar y cómo debe de ser la correa.

Antes de nada hay que saber si el dueño o guía del perro es zurdo o diestro. Si una persona es diestra el perro debe ir al lado izquierdo, cogiendo la correa aproximadamente por la mitad con la mano izquierda y la punta de la correa con la derecha.

¿Por qué?, porque si soy diestro tendré más fuerza con la derecha y por lo tanto será más lógico que la coja con la derecha pero en el momento que realmente necesite la mano derecha para cualquier cosa, como abrir una puerta o coger un objeto, inmediatamente necesitaremos la mano derecha desocupada, entonces automáticamente tendremos que cambiar la correa de la mano derecha a la izquierda.

Por esto es importante empezar la educación del perro acostumbrándonos a que él vaya por nuestro lado izquierdo, siempre recordando de coger la correa por la mitad con la mano izquierda porque es la que utilizaremos para controlar el paso, el sentado, acostado y quieto del perro, y la punta de la correa la cogeremos con la derecha. De esta manera, si en algún momento necesitamos utilizar la mano derecha, sólo tendremos que soltar la punta de la correa y tendremos al perro controlado con nuestra mano izquierda, por lo tanto seguirá estando a nuestro lado sin riesgo de que se nos escape.

Este ejemplo lo vimos hace muy poco en la escuela canina de los sábados con Anna y su preciosa Mastina Kali. En su primera clase coloquial que hacemos los sábados, observé que la llevaba a Kali en su lado derecho, y le hice la pregunta: ¿por qué la llevas al lado derecho, eres zurda?, un poco sorprendida me dijo que no, que la llevaba a la derecha porque es con la mano que tiene más fuerza, entonces le expliqué el razonamiento que acabo de dar. Viendo que no estaba muy convencida y dado que al principio cuesta cambiar el hábito al perro y más si no es cachorro (kali tiene dos años), le invité sin presionarla que probara a dar unas cuantas vueltas cambiando de lado. Ese día recuerdo que en la clase había muchos perros nuevos en pista y debía estar pendiente del comportamiento de la clase, así que durante un rato las dejé a su ritmo.

Al rato sucedió algo muy gracioso, Anna se dirigió hacia mi sonriendo y asombrada, y me dijo: es verdad, ¡Funciona!, ¡va mejor en el lado izquierdo! y le contesté: claro, ¿a caso lo dudabas? has venido a una Escuela de Educación Canina y estamos para eso, para enseñar, corregir, y explicar el porqué de lo que hacemos y podáis corregir vosotros mismos los malos hábitos de vuestros perros.

El perro aprende rápido, pero si enseñamos también al dueño el vínculo entonces es perfecto.

Posted in: Adiestramiento, Artículos, Educación

Leave a Comment (1) ↓

1 Comment

  1. Anna marzo 25, 2014

    Hola Marga,
    soy Anna la dueña de Kaly la mastina.
    Muchas gracias por las clases y los consejos.
    Yo tenía un problema con Kaly y era que no podía llevarla conmigo tanto como me gustaba ya que después de tener cachorros se peleaba con cualquier perro y yo no podía controlarla.
    Ahora, después de las clases con vosotros, salgo con mi bebé de 10 meses en su cochecito y Kaly al lado y da igual si pasa un perro, jabalí o ciclista!!!
    Lo hémos conseguido!!!
    Gracias.
    Animo a cualquiera que tenga problemas como el mío a visitar a Los Guardianes porque la calidad de vida del perro y nuestra ha dado un giro espectacular, ahora voy con Kaly a todas partes!!
    Gracias de nuevo!!

    Anna

    reply

Leave a Comment

*