Los Guardianes

Blog Mundo Canino

10 errores al adiestrar tu perro que debes evitar para que aprenda rápido

10 errores al adiestrar tu perro que debes evitar para que aprenda rápido

Adiestrar a tu perro es una tarea que comporta tiempo y paciencia, pero al final educar a tu perro es algo bastante fácil si no cometes los errores comunes que entorpecen su educación.

Muchos educadores hacemos la broma que es más fácil educar a un perro que a su dueño, ya que tenemos vicios que no ayudan a que el perro aprenda, además de que debemos ser constantes en nuestras enseñanzas, y eso depende de nosotros!

En este artículo te enseñaremos los 10 errores más comunes que vemos en nuestros clientes cada día y que además tienen fácil solución si tomas conciencia y acción para no volverlo a repetir.

#1 Tu perro no entiende el término “a veces”, sé constante

Cuando al perro le enseñemos a que no suba al sofá eso debe ser una decisión que debéis defender a capa y espada. No vale el “venga, solo un ratito”, porque ellos eso no lo entienden, y menos cuando son cachorros.

Si al perro le dais indicaciones contrarias según el día por las razones que sean el perro no lo pillará, y hará lo que le apetezca, pero si decís a algo que no y lo mantenéis a raja tabla, el perro lo acabará acatando, es cuestión de paciencia.

#2 No castigues a tu perro y menos si no lo pillas “in fraganti”

Si no pillas a tu perro mientras muerde algo o justo cuando se está meando en un lugar donde no debería olvídate, el pobre no tiene ni idea de lo que le estás contando! Si te pone la carita o encorva el cuerpo es porque lee tu expresión corporal y tu tono de voz, nada más.

Piensa que cuando riñes a tu perro de algo que ya hecho en el pasado, aunque sean 5 minutos, él ya no lo relaciona, tu perro vive en el presente, háblale en su mismo idioma y os entenderéis.

#3 No premiarle como es debido cuando hace las cosas bien

Si estás enseñando a tu perro a hacer algo o a que deje de hacerlo te sugerimos lo mismo que en el anterior punto, haz lo que tengas que hacer en el momento exacto, si el perro está haciendo algo bien ahora, es ahora cuando lo tienes que premiar.

Es muy importante premiar bastante a tu perro cuando está aprendiendo algo nuevo, reforzarás mucho el aprendizaje y también el vínculo que tenéis, refuerza siempre las cosas bien que hace! Él te lo agradecerá y mucho.

#4 No tener paciencia y repetir órdenes mil veces

Eso de empezar a decirle a tu perro “siéntate” y al cabo de 2 segundos una otra y otra vez… no sé si te has dado cuenta ya pero no funciona o lo hace pero cuando quiere, así que deja tiempo a tu perro para que piense y no le agobies tanto!

Si ves que no lo hace te recomendamos que le hagas hacer la acción mientras le repites la palabra para que lo asocie, pero no se lo repitas sin más porque no tiene ni idea de que vas en serio.

#5 Cambiar las técnicas de adiestramiento cada dos por tres

La regla principal para el adiestramiento canino es paciencia, y eso tiene que ver contigo y en cómo te relacionas con tu perro, y te recomendamos que lo hagas con cariño y paciencia, no hay métodos rápidos para aprendizajes duraderos.

Por lo tanto si estás enseñando a tu perro algo con una metodología dale tiempo a que la integre y si ves que no funciona la cambias pero dale un tiempo prudente y consulta con un profesional si ves o intuyes que hay algo que no va bien.

#6 No entrenar de forma continuada

Como todo en la vida es cuestión de práctica, y tu perro también la necesita para aprender cosas nuevas.
Te recomendamos que entrenes a tu perro a diario, con cosas pequeñas pero sé constante, dale premios cada vez que lo haga bien y piensa que en pequeñas cosas de la vida seguramente le puedes enseñar algo, los juegos de estimulación van de maravilla y son muy divertidos, ¡pruébalos!

Vale más la pena varias veces al día pequeñas enseñanzas que una vez a la semana un palizón que no repites más en otra semana, total que se olvida de lo aprendido. ¡Más vale poco hoy que nada mañana!

#7 No planificar qué vas a hacer y cuándo

Esta es crear un poco de estrategia. Una vez conoces a tu perro un poco ya sabes cómo funciona y es mucho más fácil que le pilles “in fraganti” para enseñarle lo que deseas.

Si sabes que cuando le vas a poner la correa de nuevo en el parque para volver a casa no se acerca, la próxima vez llámalo como si le fueras a dar un premio con la correa escondida y le refuerzas mucho cuando se la estás poniendo para que asocie correa a mimos y chuches.

Intenta dar la vuelta a aquello que quieres mejorar en tu perro.

#8 Ponerte nervioso y estresar al perro

Esta es muy común y comprensible porque vamos siempre con las prisas y queremos que el perro aprenda rápido, pero éñ necesita su tiempo y comprensión, sino acuérdate de cuando eras pequeño.

Para ello te recomendamos que hagas un poco de mindfulnes con tu perro, aprende a vivir el presente con tu perro porque él te puede enseñar y mucho, es un maestro en esto; él no entiende de antes ni luego, es sólo el ahora y necesita que estés con él con toda tu atención.

Piensa que si el perro te nota relajado y con ganas aprenderá antes porque él también estará feliz y relajado, el ambiente perfecto para aprender con juego y diversión.

#9 Entrenar en sitios y momentos poco adecuados

Entrena con tu perro en lugares adecuados para ello, si estáis en un lugar semiprivado o privado mucho mejor, sin distracciones.

El perro estará siempre atento a todo lo que pasa alrededor así que debes intentar atraes toda su atención con llamadas a la acción, estímulos y con premios; si hay comida o gente al rededor mejor que ni lo intentes!

Si ves que tú o tu perro no tenéis el día es mejor dejarlo, la energía se transmite así que acabaréis los dos desmotivados a no ser que sepas darle la vuelta!

#10 No entender la naturaleza de tu perro

Cada perro es un mundo, como las personas, así que no intentes que tu perro sea otro, es decir, que cada uno tiene su carácter y gustos y es mejor aceptarlo.

Tenemos que pensar que la raza del perro también determinará mucho su forma de ser, si es cazador irá detrás de lo que él considere “caza” y el pastor irá pendiente del resto de la manada, y eso no lo vas a poder cambiar, pero si te puedes divertir un poco y saber llevarlo de tal forma que no sea un problema.

Como veis, algunos de estos errores son simples y fáciles de corregir pero hay que practicar y estar al tanto día a día, y si veis que el perro se descontrola, es algo agresivo o tiene malas conductas no lo dudéis y acudir a un profesional lo antes posible, si se trata a tiempo todo tiene solución.

Posted in: Adiestramiento

Leave a Comment (0) →

Leave a Comment

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies