Los Guardianes

Blog Mundo Canino

Perros de raza potencialmente peligrosa: Caso Brutus

Perros de raza potencialmente peligrosa: Caso Brutus

Brutus, un perro pitbull de protectora

La historia de Brutus, un perro pitbull de 4 años, me llegó al corazón cuando lo conocí. Llegó a los guardianes para estar en nuestro hotel canino por tiempo indefinido. Andrea y Gema lo trajeron desde cuenca de la protectora “Oles Can”, necesitaban encontrarle una familia y a pesar de que durante una semana un amigo de ellas pudo hacerse cargo, cuando llegaron las vacaciones de Navidad él se tuvo que ir a Londres y no se podía hacer cargo del perro, por lo que tuvieron que buscar un sitio donde pudiera estar hasta encontrar a una familia.

brutus perro pitbull

Andrea, presidenta de la Asociación vigilancia solidaria, me explicó que se fue hasta cuenca investigando a la protectora Oles Can, la cual ya estaba imputada en Tarragona por intrusismo, falsificación de documentos, estafa y maltrato animal. Además, fueron expulsados del albergue por la diputación de cuenca. La propia diputación se puso en contacto con Andrea, por la confianza que tenían en ella, ya que además habían intentado entrar a robar a Brutus al albergue dos veces. Ante tal situación, Andrea decidió traer personalmente a Brutus, un espectacular pitbull lleno de vida, cariñoso y dulce a pesar de su apariencia por la raza, ya que se le califica como raza potencialmente peligrosa, tristemente en mi opinión.

A Brutus le habían quitado el chip, ya que se podía ver la pequeña cicatriz que llevaba en el cuello. Seguramente fue un perro robado y no es de extrañar que fuera para prepararlo para peleas. Lo tenían unos gitanos en unas naves en las que estaban de ocupas y decían que era un perro agresivo. De aquí fue a parar a la protectora Oles Can, donde Andrea lo encontró y pudo adoptarlo poniéndolo a nombre de su marido rellenando una serie de licencias y papeles para poder salvarle la vida. Gracias a ella, este perro se libró seguramente de acabar destrozado en alguna cuneta.

Un pitbull cariñoso y nada peligroso

Ante tal circunstancia, lo acogimos en nuestro hotel canino. Andrea se hizo cargo de los gastos que conllevaba su estancia durante dos semanas. A nosotros se nos rompía el alma de ver un perro tan bonito y tan bueno que tuviera que pasar toda su vida en una jaula, porque ¿quién iba a adoptar un pitbull de cuatro años? Su presencia imponía pero nosotros lo tratamos día a día, dándole paseos y jugando con él. Se adaptó a nosotros enseguida y como educadores caninos que somos, vimos que no era para nada un perro conflictivo, al contrario, ignoraba a los otros perros, era juguetón y cariñoso.

Pitbull raza potencial peligrosa

Los perros no nacen peligrosos

Los perros no nacen malos ni agresivos por naturaleza. Las causas de que los perros sean agresivos son por un maltrato y/o una mala educación que se les ha dado. Pero claro, ellos no hablan y no pueden defenderse del porque son así, explicarnos qué les ha pasado.

Seguramente habrás visto algún cachorro con carácter gruñón o muy reactivo, el problema es que en vez de tranquilizar a este cachorro, educándole correctamente y realizar prácticas para modificar esta conducta, muchas veces sin que nos demos cuenta fomentamos malos comportamientos por desconocimiento. Hace gracia cuando vemos un cachorro que muerde o se enfada y les ríes la gracia, pero ese cachorro crece y si hoy te gruñe cuando por ejemplo está comiendo o se enfada cuando lo echas de repente del sofá cuando sea mayor el problema aumenta y puede llegar a ser insostenible. Este tipo de conductas se corrigen cuando son pequeños porque ellos hacen lo que les enseñamos, si se canaliza ese carácter no se vuelve en agresividad sino en utilidad.

En Los Guardianes educamos perros desde hace 30 años. Hemos visto miles de casos y hemos educado miles de perros de diferentes perfiles, razas y edades. En Brutus no vimos que tuviera ningún problema, no era nada posesivo, asumía y aceptaba todo lo que le hacíamos, nos aceptó con mucho cariño a pesar de que solo podíamos darle dos paseos al día y vivir en su jaula de 8 metros cuadrados.

Encontrando una familia para Brutus

Esta no era vida para un perro con tan buen carácter, eso nos dio muchísima pena, así que decidimos hacer un video haciendo una llamada a alguna familia que pudiera adoptarlo, lo colgamos en todas las redes sociales y en pocas horas la gente fue compartiendo el video para ayudar a Brutus.

Al día siguiente, un chico de Tarragona que se llama Esteban me llamó diciéndome que quería adoptar a Brutus! se había enamorado del perro. Ante tal acontecimiento nos pusimos en contacto enseguida con Andrea y Gema, ellas personalmente se lo llevaron hasta Tarragona a conocer a Esteban y a proceder con la adopción. Brutos tendría una casa con Jardín, Esteban y su compañero de casa lo adoptaron como uno más de la familia.

Pitbull con su dueño

En este caso ha habido un final feliz y pudimos ayudar a encontrar un hogar a un perro que nadie hubiera apostado por él, por colgarle la etiqueta de “raza potencialmente peligrosa”. Por lo que hacemos un llamamiento a que no os dejéis guiar por la raza del perro, sino por el perfil y la actitud del mismo. No todos los perros de este tipo de razas son malos, hay perros que necesitan un hogar y en agradecimiento son los más cariñosos del mundo, como nuestro fiel amigo Brutus.

Posted in: Casos de Perros

Leave a Comment (0) →

Leave a Comment

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies