Mantener fresco a tu perro durante épocas calurosas es parte de los cuidados necesarios que no puedes olvidar. Por ello, te traemos 10 ideas que puedes hacer para refrescar a tu perro en verano. ¿Por qué es importante mantener fresco a tu perro?

Los perros, al igual que nosotros, si son expuestos a un ambiente demasiado caluroso pueden sufrir un golpe de calor que ponga en peligro su vida. En caso de un golpe de calor, lo mejor es consultar a un veterinario de inmediato, ya que es una emergencia médica.

En todo caso, lo mejor es prevenir que pase un golpe de calor, por ello te invitamos a ver estas ideas y consejos para refrescar a tu perro en verano.

perro en un lago

1. Hidratarlo con agua fresca

Lo básico que no puede faltarle a tu perro en un caluroso verano es siempre tener disponible agua fresca y limpia. Nuestros compañeros peludos no sudan de la misma forma que nosotros, solo pueden sudar en los extremos de sus patas pero la principal fuente para que ellos se refresquen es jadeando.

Al jadear, toda la saliva de su boca se evapora y los refresca. Esto funciona muy bien para los perros debido a que producen mucha saliva. Sin embargo, para producir toda esa saliva necesitan tomar mucha agua, por lo que no olvides mantenerles siempre acceso a una buena hidratación.

Colocarle un plato de agua que se recargue solo es una buena forma de asegurarte que siempre tenga agua fresca disponible. Procura no darle agua demasiado fría.

2. Helados caseros para perros

Una buena idea para refrescar a tu perro en verano es prepararle helados saludables. El hielo no es dañino para los perros, por ello puedes preparar pequeños bocadillos congelando una recompensa en agua.

Antes de entregarle los helados, asegúrate de lavarlos rápidamente en agua para evitar se le pegue a su boca o lengua de forma molesta. Esta puede ser una forma de crearle diferentes juguetes y bocadillos a tu perro mientras lo mantienes fresco.

3. Empapar ciertas áreas del perro

Con una toalla húmeda fresca puedes humedecer algunas áreas claves de tu perro, esto lo ayudará a mantenerse fresco si el calor es abrasador.

Con la toalla humedece por debajo de sus piernas traseras y en la entrepierna trasera, cerca de su ingle. Estas áreas son ideales, no lo debes empapar todo porque puede ser demasiada humedad para su pelaje y esto puede producir resequedad u hongos.

No es necesario que la toalla esté fría, con estar húmeda y fresca es suficiente.

4. Cuidado con los cortes de pelo

Si ves a tu perro tan peludo, es natural pensar que todo ese pelaje puede estarlo sofocando. Sin embargo, tienes que tener cuidado si decides cortarle el pelaje en verano.

El pelo de un perro no solo es su abrigo, sino que protege su piel sensible. Por lo que cortarlo del todo puede dejarlo expuesto al sol y causarle quemaduras e irritación. Si tu perro es de pelo largo, darle un pequeño recorte si es de ayuda, pero no olvides dejarle suficiente pelaje como protección.

5. Evitar paseos en las horas más calurosas

El buen clima de verano es muy tentador, por lo que salir a disfrutar del sol puede ser bueno pero exponerse al abrasador calor del mediodía no es lo mejor para un paseo tranquilo.

perro en la playa atardecer

El esfuerzo físico podría terminar afectando mucho a tu perro. Por eso lo mejor es reprogramar los paseos a horarios donde el sol y el calor sean mucho más suaves, para que tanto tu como tu perro se mantengan frescos.

6. Vuelve más fresca su cama

Una acolchada cama puede volverse demasiado calurosa en una noche de verano. Por eso puedes adaptar la cama de tu perro para que sea mucho más fresca. Para adaptarla puedes añadirle una esterilla que permita el paso de aire y refresque a tu perro.

Otra alternativa es comprar camas que sean buenas en dispersar el calor o que sean poco abrigadas pero cómodas. Incluso colocarle una almohadilla refrescante puede ser de gran ayuda.

7. Almohadas refrigerantes

Estas mantas son perfectas para adaptar un lugar refrescante para tu perro. Lo bueno es que se mantienen frescas siempre, sin necesidad de refrigerarlas y de este modo te aseguras que estará disponible y fría siempre para tu perro. Puedes adquirirlas en tiendas para mascotas.

8. Mantener un ambiente fresco

Si tu perro suele estar en el exterior, un buen consejo para mantenerlo fresco este verano es asegurarte que tenga un área con sombra y buena ventilación. Un poco de vegetación en tu patio o un toldo puede ser un excelente refugio para las horas más calurosas del día.

Para jugar algunos días puedes usar rociadores o una pequeña piscina para que tu perro se dé un refrescante chapuzón.

perro dándose un baño

En el interior de la casa, mantener las ventanas abiertas, encender un ventilador o un aire acondicionado pueden mantener el ambiente agradablemente fresco para evitar un calor abrumador.

9. Cuidado con hacer demasiado ejercicio

Con el calor del verano, es muy fácil que tu perro se deshidrate y se canse. Para prevenir demasiado esfuerzo, lo mejor es mantener la actividad física al mínimo. No solo los paseos si no también juegos o incluso entrenamiento.

perro en la montaña descansando

En caso de que quieras mantener a tu perro con actividad física, procura que no sea durante las horas más calurosas del día y está atento a su lenguaje corporal, para evitar que las actividades sean demasiado intensas.

10. Protégelo del sol

El sol puede deshidratar y sofocar a tu perro, por eso darle un espacio con sombra puede ayudar a evitar un golpe de calor.

Durante las horas más calurosas del día una sombrilla, cortinas, un toldo o un árbol son buenas alternativas para evitar que tu perro se exponga demasiado al sol.

perro en la sombra durmiendo

Disfruta de un verano de forma segura junto a tu perro, cuidando que el calor no sea abrumador ni para ti ni para tu perro. Con estos consejos para refrescar a tu perro en verano, tu peludo no tendrá ningún caluroso problema esta temporada.

¿Qué consejos te han gustado más? No dudes en comentarlo.