Los 3 problemas de conducta más comunes en un perro

Los 3 problemas de conducta más comunes en un perro

Para solucionar los problemas de conducta de tu perro es necesario conocer cuáles son y sus causas. Aunque algunos hábitos son heredados, la mayoría de estos se pueden revertir o mejorar.

Muchas veces las cosas se pueden salir un poco fuera de control con los perros, y todo se debe a que en ocasiones no sabemos cómo identificar algunos problemas de conducta. Además, muchas veces lo que hacemos en agravar el problema sin querer.

En este artículo conocerás los tres problemas de conducta más comunes y como puedes actuar cuando se presenten.

 

1.- Ansiedad por separación

Los perros suelen sufrir ansiedad por separación cuando sus dueños salen de casa. Algunos no comen, destrozan cosas, otros ladran sin parar o hacen sus necesidades dentro de casa.

Una forma de corregir esa conducta es ausentarse de casa durante periodos de tiempo cortos, y luego incrementando ese tiempo, haciéndole entender que regresarás siempre a casa.

Déjale comida, agua, su juguete favorito y hasta la televisión encendida para que se sienta cómodo, atendido y acompañado mientras estás fuera.

Te aconsejamos que acudas a un especialista, como un adiestrador canino o etólogo, cuando ves que no puedes manejar la situación, no esperes a que la situación se alargue. Ten en cuenta que tu perro puede incluso lograr escapar de casa para perseguirte. Algunos pueden saltar paredes, rejas o hasta romper un vidrio para alcanzar el objetivo, encontrarte.

 

2.- Desorden compulsivo

Aunque muchas veces parezca divertido, el perseguirse siempre la cola puede significar un desorden compulsivo, una “obsesión”; pero que puede corregirse a través de un especialista o adiestrador.

El Trastorno Obsesivo-Compulsivo (TOC) es una condición médica potencialmente peligrosa donde un perro hace “cosas de perros” normales de una manera destructiva anormalmente repetitiva, frenética – a veces hasta el punto de auto-mutilación. Los comportamientos repetitivos que los perros con TOC realizan son normales en pequeñas dosis. Se convierten en un problema cuando el perro les hace a manera de ritual y de manera destructiva.

– Un desorden compulsivo o trastorno psicológico también puede significar:

– Hacer hoyos constantemente

– Destrozar objetos todo el tiempo, masticación destructiva

– Hiperactividad obsesiva

– Ladrar sin parar

– Rascarse y lamerse constantemente

– Morder sus propias patas o cola

– Orinar o defecar en lugares inusuales

 

Aunque suelen ser actitudes inocentes hasta cierto punto, no dejes de observarlo y consultar a un especialista, ya  que las causas pueden ser muchas y dejar pasar el tiempo puede agravar la situación.

 

3.- Agresión por miedo e inseguridad

Tu perro también puede llegar a experimentar una conducta agresiva sin causa aparente, pero en realidad pueden actuar de esta manera por miedo e inseguridad.

Perro ladra a otro perro atado

Algunas veces esta agresión puede ser causa de un desbalance hormonal o quizás de alteraciones biológicas, traumas, aunque también puede significar dominancia excesiva de su territorio. En casos extremos la causa refiere a factores externos como el maltrato.

Sin embargo, cualquiera fueran las causas es importante acudir a un experto, que será el encargado de cambiar esa conducta agresiva; ya que tu perro puede atacar a otros perros o personas sin razón aparente.

Es necesario corregir cada una de estas conductas cuando educas a tu perro cuando es un cachorro, si es posible, ya que evitamos que cada una de ellas se consolide o persista.

Recuerda que el comportamiento de la mascota se basa en el aprendizaje, pero mucho tiene que ver las características propias de su raza, puede ser socialización o genética.

Antes de pensar abandonar a tu perro revisa si éste presenta problemas de conducta y ¡Ayúdalo a superarlo! Jamás aísles tu fiel amigo.

Cuida a tu mascota y aprende a actuar en cada uno de los casos, te recomendamos que vayas a clases de educación canina colectiva o privada para educar a tu perro correctamente, todo requiere de práctica y paciencia.

 

 

Posted in: Educación, problemas de conducta

Leave a Comment (0) ↓

Leave a Comment

*