Los Guardianes

Blog Mundo Canino

Agresividad en perros por malas praxis, caso real

Agresividad en perros por malas praxis, caso real

La agresividad en perros es una problemática muy común que sufren algunos de nuestros clientes. Aunque es reversible es muy importante tomar acción en manos de especialistas con mucha experiencia en estos casos ya que también se dan casos de adiestradores caninos con malas praxis y debemos tener mucho cuidado con quien dejamos a nuestro perro, por ello en nuestro próximo artículo hablaremos y daremos consejos para que no te equivoques de persona para que eduque a tu perro.

Conocimos a Jou hace un mes y medio aproximadamente, es un doberman de 14 meses que llegó a los guardianes con el bozal puesto (la ley lo exige) pero también lo llevaba por su falta de seguridad en si mismo, su miedo y su falta de sociavilización con las personas.

Doberman con bozal

A Jou no se podía tocar sin que reaccionara con un ladrido echándose encima tuyo. Sus dueños Montse y Jordi querían volver a intentar educar a su perro, solucionar el problema que se agravaba cada día más, no queriendo en pensar lo peor que podía pasarle al perro, darle una segunda oportunidad para él y para ellos.

Entrevista a Monste sobre la agresividad de su perro y el educador canino

Marga:
¿Cuándo notasteis el problema que tenía Jou?

Montse:
Jou nunca había tenido ningún problema, era un cachorro de 3 meses cuando lo adquirimos, un perro cariñoso y sociable. Íbamos al colegio acompañar a las niñas y nunca tuvo una mala reacción hasta los 6 meses, en el momento que decidimos educarlo un poco, para disfrutar mas de él y dado que la raza esta calificada como potencialmente peligrosa. Por ello decidimos educado más fondo.

Doberman cachorro

Marga:
¿Como fue la nueva educación que recibió?

Montse:
Dejamos que el educador se lo llevara un mes y cuando nos lo devolvió, estaba muy delgado y con heridas, tenia miedo, e incluso vino con muchas diarreas, un desequilibrio alimenticio que no sabíamos ya qué darle de comer para que engordara y dejara de tener diarrea.

Marga:
Y el educador no os dio ninguna explicación a lo ocurrido? no te enseñó a como debías llevarlo? Imagino que os dió unas pautas de conducta a seguir sobre la educación canina que le había dado?

Montse:
No, cuando lo llamé para que nos diera un explicación tan solo nos dijo que el problema que tenia de agresividad era genético o porque lo habrían destetado muy pronto. Entonces entendimos que el perro lo había tenido casi todo el tiempo viviendo en su coche, una mono volumen donde llevaba 4 transportines con tres perros más.

Cuando Jou volvió a ver al educacor canino se le tiro a morder! Mi perro no era así antes de dárselo, no sabíamos que había pasado, quise denunciarlo!

Marga:
¿Que hiciste entonces al respecto?

Montse:
Desesperada al cabo de los meses, viendo que el problema crecía, decidí buscar en internet a más educadores caninos. Tuve tres entrevistas con diferentes adiestradores, después de lo ocurrido me costaba fiarme.

Entonces decidí empezar de zero y volver intentarlo, esta vez con vosotros. Fuísteis los que más confianza me disteis y al dejarme probar una clase de educación canina con mi perro gratis, tan sólo pr ver dónde estaba el problema de mi perro, me disteis confianza.

Marga:
En la primer clase con Jou en los Guardianes, con el educador canino Jean Paul Correa, ¿qué cambios notaste en tu perro.?

Montse:
Me impactó muchísimo Jean Paul, tu marido.

Marga:
¿Porqué? ¿qué diferencia viste?

Montse:
Porque pudo coger al perro con la correa sin que Jou le intentara morder, despúes caminaba a su lado relajado, fue increíble!!!

Marga:
¿Cuánto tiempo llevas educando a Jou en Los Guardianes actualmente?

Montse:
1 mes y medio mas o menos y estoy encantada. Mi perro ya come bien, ha perdido el miedo a los ruidos, noto que confía más en la gente poco a poco, ya se siente seguro en la calle, no es agresivo con los perros, antes por miedo se ponía a la defensiva.

De echo el otro día me lo lleve a Los encantes de Barcelona, donde ya sabes que hay mucho ruido y mucha gente, llegué a quitarle el bozal porque le compré un juguete y lo llevó en la boca durante todo el paseo super tranquilo pasando entre la gente.

Y te contaré más, donde ví que mi perro lograría ser el que era, fue en la reunión de vecinos que me lo lleve también, dejándolo tumbado y quieto ajeno a toda la gente, estuvo tranquilo sin asustarse e incluso se dejó tocar por algunos vecinos.

Estoy muy contenta y yo misma, ya confío otra vez en él, porque veo que también vuelve a confiar en mi y en Jean Paul. Estoy feliz y muy agradecida.

Marga: Y nosotros nos alegramos mucho igualmente Montse!

Entrevista al educador canino Jean Paul sobre cómo revertir la agresividad en Jou

He querido que Jean Paul nos explique un poco el proceso de este trabajo con Jou, para lograr un resultado tan rápido y eficaz en su cambio de conducta.

Jean Paul:
El primer paso fué ganarme la confianza de Jou con una buena manipulación de collar y correa, paseando con él, ignorando su aptitud de miedo o desconfianza hacia mi.

Yo caminaba y el me iba siguiendo, le enseñe a aceptar la disciplina y confiar en si mismo ante los humanos.

Cuando tuvo las pautas de obediencia básica, hice que me siguiera bien a mi paso, que se sentara a mi lado y se dejara acariciar. Empezamos más tarde a trabajar entre extraños, haciendo entender que su agresividad, yo no se la iba a permitir.

Y cuando aceptó esto aprendió a relajarse para luego dejarse acariciar por extraños (todavía con el bozal puesto, siempre debemos trabajar con seguridad).

Le quite el bozal cuando observé que su lenguaje corporal me indicaba que estaba relajado. Con la aptitud relajada y firme de un buen guía, aprendió a relajarse y a enfrentarse a sus miedos cotidianos, observando que su líder (su dueña ó su dueño) también están tranquilos y relajados. Esta es la fórmula!

Aqui es donde hago hincapié a las energías del perro, que comente en mi articulo anterior, Cuando el perro percibe la buena energía de su dueño, es cuando este trabaja bien y confía en él.

Tengo que decir que el progreso de Jou fue tan rápido debido a que también sus dueños se comprometieron en el trabajo que conlleva, además de seguir las pautas de conducta que les indiqué, las siguieron al pie de la letra fuera del centro, en su día a día, esto es fundamental para afianzar los cambios de conducta en el perro.

En muy importante y fundamental el trabajo del dueño con su perro y con el educador canino, somos un equipo y es cosa de tres: Perro, dueño y educador trabajando a la par y bajo las mismas pautas para que el perro no se confunda y siga una misma metodología!

Como habréis visto, esta historia ha tenido un final feliz, Jou pudo reaprender y cambiar de conducta. La agresividad en perros puede ser muy peligrosa así que debemos conocer bien al educador canino y sus técnicas.

Posted in: problemas de conducta

Leave a Comment (0) →

Leave a Comment

*

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies